Una promesa hecha por un padre y sus hijos les permitirá encontrarse este miércoles en Curitiba para ver a Belgrano. Los tres, que viven en distintos países, harán varios kilómetros para lograrlo.
Cuando Belgrano salga este miércoles al estadio Couto Pereira, en Brasil, para enfrentar al Coritiba contará con el apoyo de los cientos de hinchas. Entre los simpatizantes, estarán el cordobés Daniel Blank y sus dos hijos, Leandro (que vive en Barcelona) y Javier (profesor en Río de Janeiro), que se reencontrarán para ver -después de doce años- al Pirata.

familia se reencuentra por Belgrano 1.jpg
"Cuando nos fuimos con dos de mis hermanos a estudiar y trabajar afuera, en épocas donde a Belgrano no le iba tan bien en la B Nacional, nos hicimos una promesa, que si algún día nuestro equipo llegaba a disputar un torneo internacional y jugaba fuera del país, nos íbamos a encontrar en la cancha, en el lugar del mundo donde fuera", cuenta Leandro, uno de los hermanos cordobeses, durante una entrevista con el diario Día a Día.

familia se reencuentra por belgrano 2.jpg
El día llegó: será este miércoles, cuando el Pirata juegue por primera vez fuera del país. Para que la promesa se cumpla, Leandro viajó desde Barcelona hacia Brasil. Su papá, Daniel, lo hizo desde Córdoba. Y, por último, Javier se tomó un vuelo desde Río de Janeiro a Curitiba.

reencuentro por Belgrano.jpg
Pablo, otro de los hermanos, es el único que no pudo viajar. Las obligaciones laborales y familiares no le permitieron unirse a la "banda" que alentará al Pirata. "Yo soy el menor de todos, mis otros dos hermanos son mellizos y mayores que yo, tienen 38. Voy a la cancha desde que tengo 4 años y siempre vivimos con pasión ver a nuestro equipo", contó Leandro, que tiene 33 y es gerente de una empresa de tecnología.

Embed
Daniel y dos de sus hijos volverán a gritar en una tribuna las canciones del Pirata tras 12 años. "Más o menos ese es el tiempo que no vamos juntos a verlo a Belgrano, mi hermano que está en Brasil (Javier es profesor en una Universidad de Río de Janeiro) y yo hemos venido para las fiestas finales del año pasado, pero esto es otra cosa", agregó entusiasmado Leandro.

Embed