La nueva medida de fuerza es en reclamo por la reapertura de paritarias y promete sentirse con fuerza en todo el país. Los gremios cargaron además contra "la política de ajuste sobre los trabajadores docentes".
El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) confirmó este miécoles su adhesión al paro nacional docente convocado para el próximo martes por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), la Unión Docentes Argentinos (UDA) y Docentes Argentinos Confederados (DAC), en reclamo de la reapertura de paritarias.

Así lo expresó el principal gremio docente de la provincia de Buenos Aires en un comunicado de prensa difundido este miércoles, en el que señalaron que la adhesión a la medida de fuerza se enmarca en el plan de lucha trazado a nivel nacional para exigir la reapertura de la discusión salarial.

Allí, Suteba también cargó contra lo que definió como "la política de ajuste sobre los trabajadores docentes" y advirtió sobre la "amenaza al régimen previsional docente".

En tanto, fuentes gremiales consignaron que la Federación de Educadores Bonaerenses y el resto de los gremios del Frente Gremial Docente debatían este miércoles con las demás federaciones la posibilidad de "convertir el paro del 27 en una gran huelga nacional".

Embed
La Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) que lidera Sonia Alesso convocó el martes pasado al paro nacional docente al advertir que en algunas zonas "se vive una grave situación de conflicto ante la negativa de reapertura de las paritarias y la amenaza al régimen previsional docente".

En un comunicado Ctera exigió al Ejecutivo la reapertura de la paritaria nacional, ya que "la negativa a hacerlo es parte de la política de ajuste sobre los trabajadores", y "el cumplimiento de los acuerdos convencionales en todo el país, como el de formación permanente, gratuita y en ejercicio; el Fondo Compensador por docente y cargos y la continuidad de los programas socio-educativos".

Los dirigentes también reclamaron el debate y la sanción de una nueva Ley de Financiamiento Educativo para elevar el presupuesto del 6 al 10 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI); rechazaron el Plan Nacional de Evaluación Aprender 2016; sostuvieron la necesidad de que todas las centrales sindicales decidan un paro nacional unificado y repudiaron al Tribunal Superior de Justicia de Neuquén por el cierre de la causa Fuentealba II.

Los trabajadores se concentrarán desde las 11 del día 27 frente al Congreso para movilizarse al Ministerio de Educación.

Embed