Bruno, volante del Villarreal, tuvo a cargo un penal tras una mano cobrada a Sergio Ramos y no titubeó. Se la picó a Kiko Casilla y puso en ventaja a su equipo en Madrid. Mirá la jugada.

Embed
Villarreal