El secretario de prensa de la central obrera, Jorge Sola, afirmó que "casi con seguridad", el próximo viernes se facultará a la conducción obrera a disponer una protesta cuando "sea oportuno".
El Comité Central Confederal (CCC) de la CGT "seguramente" facultará el viernes al consejo directivo de la central obrera a disponer una medida de fuerza cuando "lo considere oportuno", aseguró el secretario de Prensa de la organización, Jorge Sola, quien también confirmó que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, convocó al sindicalismo al diálogo para el 29 de este mes.

En una conferencia de prensa posterior a las más de dos horas de deliberaciones en la sede de Azopardo 802, Sola (del gremio del Seguro) afirmó que "casi con seguridad" el Confederal del viernes, convocado en Azopardo a partir de las 10, facultará a la conducción obrera a disponer una protesta cuando "sea oportuno".

Embed
Sola sostuvo que el Confederal tendrá características "heterogéneas", respecto de los motivos para reclamar una protesta nacional a partir de "las diferentes realidades de los gremios", aunque no aventuró si la decisión final tendrá ese perfil.

También aseguró que por invitación del ministro de la Producción, Francisco Cabrera, algunos integrantes del consejo directivo cegetista "se incorporarán al Consejo Productivo para analizar un programa para los próximos 30 años sobre la base del desarrollo productivo nacional", en tanto explicó que la central obrera planteará el 29 ante Prat Gay temas relacionados con "el proceso inflacionario, la pérdida del poder adquisitivo del salario de entre 5 y 8 puntos y el proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias".

"El Confederal tiene un orden del día, relacionado con la resolución de la Comisión Arbitral, pero no escapará al debate sobre la situación económico-social. Participarán más de 120 secretarios generales y habrá opiniones muy heterogéneas sobre la convocatoria o no a un paro", puntualizó el gremialista.

Sola explicó que si el consejo directivo convocase de forma oportuna a una huelga nacional, analizará la estrategia de "la unidad en la acción", en referencia a la posible participación de ambas Centrales de Trabajadores de la Argentina (Yasky y Micheli).

Embed
El dirigente ratificó la agenda de reclamos de cinco puntos de la CGT: empleo, pérdida del poder adquisitivo, ganancias, reapertura de paritarias y aumento de emergencia para los jubilados, y señaló que, hasta ahora, "no hubo respuestas positivas del gobierno".

"El Confederal se realizará sin haber recibido ninguna buena noticia", apuntó Sola, quien reclamó al Ministerio de Trabajo que ante la posible reapertura de las negociaciones colectivas "no obstaculice el acuerdo de partes con la negativa a homologarlo".

El sindicalista aclaró que la reapertura o no de paritarias "no depende de la intervención del gobierno sino que es una decisión de los representantes obreros y empresarios", aunque sostuvo que es necesario corregir el desfasaje producido por la inflación, ya sea con "un bono, una gratificación o puntos porcentuales".

Sola rescató "la decisión del gobierno de convocar al diálogo", aunque reclamó "urgentes respuestas y prontas decisiones".

"La CGT no modificó su postura sobre Ganancias. Exige la eliminación del tributo sobre el salario, como el presidente Mauricio Macri prometió en su campaña electoral", puntualizó.