El estadounidense Tyson Gay es uno de los atletas más destacados de la última década, sin dudas. Sin embargo, tuvo un karma que le imposibilitó trascender más aún en su carrera como atleta: un karma llamado Usain Bolt.
Gay vivió siempre a la sombra de los logros del velocista jamaiquino multicampeón. De hecho, su máximo logro fue una medalla plateada en la posta 4x100 de los juegos de Londres 2012. En aquella oportunidad, lógicamente, el campeón fue la Jamaica de Bolt.

Lo cierto es en los últimos tiempos, Gay tomó la decisión de darle un vuelco a su carrera y cambiará de deporte. Para eso competirá en los Campeonatos Nacionales de Calgary, en Canadá, intentando ganarse su lugar en los Juegos Olímpicos de invierno en la disciplina del bobsleigh.

bobsleigh
Claro que Gay no es el primer velocista que se pasa al trineo, ya que varios lo han hecho en un intento por renovar sus respectivas carreras.

El gran anhelo del estadounidense de 34 años es clasificarse entonces para los próximos Juegos Olímpicos de invierno, que se celebrarán en 2018 en la ciudad coreana de Pyeongchang.