Bárbara García Crespo
Bárbara García Crespo
Leticia Allo tenía 29 años cuando fue atropellada en Córdoba y Bonpland. El conductor se dio a la fuga, pero fue detenido a las dos cuadras. Tenía más del doble de alcohol en sangre. Estuvo 12 horas detenido, pero luego quedó en libertad. Ella murió a los 40 días. La defensa dice que Iván ni siquiera la tocó. La Justicia, mientras investiga, no le quitó el registro.
A las 6 de la mañana del domingo 29 de mayo, Leticia Allo volvía de bailar junto a su hermano y un grupo de amigos. Ella, un poco más adelante que el resto, cruzó Córdoba y Bonpland, en Palermo. A lo lejos vio venir a un auto que circulaba a gran velocidad y no tenía intenciones de frenar a pesar de que el semáforo así lo indicaba. Leticia se quedó inmóvil. El auto la atropelló y siguió.

A los pocos segundos, por el lugar pasó un móvil de la policía Metropolitana. Mientras algunos de los amigos de Leticia llamaban al SAME, otros le contaron a los efectivos que un auto blanco la había atropellado y se había dado a la fuga. El móvil siguió al vehículo y lo encontró. Su conductor, Iván Prein, de 24 años, tenía 1,18 de alcohol en sangre, más del doble de lo permitido.

Embed
Leticia fue trasladada al Tornú y luego internada en Los Arcos. Estuvo 40 días peleando por su vida pero poco a poco su salud se fue complicando y el 13 de julio murió.

"SE DURMIERON"

"Esa noche estaba tranquila porque Leticia había salido con su hermano. Me encontraba de vacaciones en ese momento y llegué el lunes para verla directo en el Hospital. Los días que siguieron, nosotros no nos ocupamos de la causa porque estuvimos muy pendientes de la salud de Lety, de cuidarla, que mejore. Cuando quisimos empezar a ver la causa para buscar Justicia por Leticia, un abogado nos dijo que nos habíamos dormido", contó a este portal Mónica Pueblas, mamá de Leticia.

Leticia-Allo.jpg
Días después, Mónica se comunicó con Madres del Dolor que la contactaron con el abogado Víctor Varone, quien asume la querella el 6 de septiembre.

En el expediente judicial hay cosas que llamaron la atención de los abogados nombrados por los Allo.

"El primer informe de la Metropolitana, hecho por el agente que lo detuvo, decía que el automóvil tenía el guardabarro delantero caído. Sin embargo, cuando devolvieron el auto a los tres días, el reporte aseguraba que el auto no tenía ningún rastro del impacto.El vehículo jamás se movió del lugar", aseguró el abogado Víctor Varone a minutouno.com.

"Hay algo que es muy claro: por la mala conducción y la imprudencia de Prein se produjo la lesión y Leticia terminó internada. De eso no hay dudas"
, dijo la querella.

Asimismo, aseguró que en estos momentos se está realizando un informe con las pericias médicas pedido por el fiscal de la causa, Pablo Recchini.

"Estamos esperando las cámaras de seguridad, hasta ahora no encontramos nada. Y también se está tomando el testimonio a testigos", explicó Varone.

IVÁN NO HIZO NADA, DICE LA DEFENSA

Iván Prein es hijo de un matrimonio de pastores que trabaja en un local mayorista en Once. Mónica contó que al día siguiente que el chico quedó libre, sus padres se acercaron al hospital para hablar con ellos pero no los recibieron. "El chico no se hace responsable. Dice que él no hizo nada", agregó Mónica.

"El abogado defensor y el responsable dicen que no la tocó. Si hubieran visto los golpes que tenía pobrecita, jamás se pudo haber caído sola. 14 puntos le dieron en la cabeza, le tuvieron que intervenir el sacro y ponerle una prótesis en la espalda. La destrozó",contó Mónica.

Leticia tenía 29 años, era contadora, como su mamá y desde hacía un año vivía sola, en el mismo edificio que su hermano, Matías. "Era una hermosa persona, la mejor hija. Yo estaba tranquila porque estaba con su hermano, vivían en el mismo edificio", relató a este portal Mónica y agregó: "siempre me mandaba mensajitos para que me quede tranquila cuando llegaba a su casa. Leticia siempre cruzó la calle por la esquina era muy prudente en todo lo que hacía".