El lateral brasileño Douglas Pereira, recientemente cedido al Sporting de Gijón, hizo un verdadero escándalo para abandonar el Barcelona, club dueño de su pase, ya que no quería dejar el plantel del equipo culé.
La información se dio a conocer en las últimas horas por el diario Sport, que reveló detalles de la conflictiva salida del jugador de 26 años.

Al parecer, Barcelona comenzó a buscarle destino a Douglas porque no iba a ser tenido en cuenta por el entrenador Luis Enrique, por lo que además accedía a pagarle gran parte de su salario. Pero el jugador nunca estuvo de acuerdo con esto y todo explotó el día que apareció el Gijón.

Cuando hubo que firmar el contrato en las oficias del Barcelona, el brasileño se negó a hacerlo y, según cuentan, "no atendía a razones y se mostró muy afectado por tener que abandonar el Camp Nou".

Finalmente, con la situación en pleno conflicto y sumando tensión, el club decidió convocar a su abogado para que tomara cartas en el asunto y convenciera a Douglas de abandonar el recinto, lo que terminó sucediendo.

Lo cierto es que el lateral terminó firmando con el Gijón y ya debutó el último fin de semana frente al Atlético Madrid en el Vicente Calderón. ¿El resultado? 5 a 0 para los locales. Como para que Douglas tenga ganas de quedarse...