El juez consideró que la "conducta posterior a los hechos" del cabo Fabián Escobar "hace presumir la intención de entorpecer la investigación". Lo acusan de homicidio agravado en grado de tentativa.

El cabo Fabián Escobar quedará con prisión preventiva por cuatro meses hasta que se juzgue la acusación de haber baleado al gremialista Luis Bastidas en Neuquén capital.

El episodio ocurrió en la sede del Ministerio de Seguridad y Trabajo. El policía estaba en la puerta y el delegado de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) ingresó con un grupo de manifestantes. Ahí empezaron a forcejear y se produjo el disparo que le dio a Bastidas en el brazo.

El juez penal Diego Piedrabuena ratificó la preventiva a Escobar por cuatro meses porque "es policía y como tal conoce los protocolos de actuación. Su conducta posterior a los hechos hace presumir la intención de entorpecer la investigación".

La carátula de la cusa es homicidio agravado en grado de tentativa, y según el juez "el planteo de la legítima defensa es ruidoso" y agregó que "si hay una decisión de lesionar al sacar el arma, el hecho no puede ser culposo".

De este modo, el magistrado ratificó el pedido de preventiva formulado por la fiscal Valeria Panozzo, como plazo estimativo hasta la realización del juicio. Por su parte, la defensora Natalia Pelosso había pedido prisión domiciliaria por un plazo de hasta dos meses.