El delantero de Motagua, Román Rubilio Castillo, fue expulsado del partido contra Deportivo Vida por darle un codazo a un rival en Honduras. Al retirarse de la cancha, miró al cielo y comenzó a llorar al recordar a su hermano que murió hace apenas unas semanas en un accidente de tránsito.
En la disputa por el balón, el jugador de Vida, Michael Osorio, le tiró un manotazo a Rubilio, que no se quedó atrás. No obstante, el árbitro decidió sólo expulsar al delantero de Motagua.

Rubilio-Castillo-expulsado.mp4
Cuando se iba del campo, Castillo miró al cielo y comenzó a romper a llorar al recordar que su hermano falleció en un accidente en Tegucigalpa hace unas semanas.