A veces la línea de cajas parece un círculo del infierno de Dante, pero a no desesperar: existe una serie de factores para identificar cuál es la salida más fácil.
Comprar un pan puede ser una odisea cuando hasta la fila para las cajas rápidas del supermercado tiene más de 20 personas. Pero existen algunos factores que pueden indicar cuál es la cola que va a avanzar más rápido y de ellos se desprenden 8 tips recogido por el New York Times.

  1. Elegir la cola donde haya un carrito completo en vez de una donde haya varios compradores con pocas cosas porque se tardan unos 41 segundos en saludar, emitir el ticket, pagar e irse y a eso se le tienen que sumar tres segundos por cada producto que se pasa por el sensor. Si una persona compra 100 ítems tarda un promedio de seis minutos, mientras que se tardan siete en una cola con cuatro personas que tienen 20.

  2. Tener a las cajas de la izquierda presentes ya que la mayoría de las personas son diestras y por lo tanto se tiran a la derecha a la hora de pasar a pagar.

  3. Elegir bien al cajero o cajera. Si parece que se echa un párrafo con cada cliente o que está teniendo problemas con su máquina registradora quizás sea mejor pegar el volantazo e irse a otra fila.

  4. Estudiá a los demás compradores en cuanto a su edad, lo que piensan comprar (porque no es lo mismo pasar tres paquetes iguales de galletitas que tres distintos y una maceta) y si es una caja de envíos (porque un mismo cliente puede pedir que le cobren por separado los congelados, por ejemplo).

  5. Elegí la cola que sea para varias cajas, que de hecho suele ser el sistema elegido para las cajas rápidas de los supermercados, a menos de que sus encargados no quieran ver a los clientes avanzando sin rumbo cierto sus carritos.

  6. Evitá las cajas con obstrucciones, por ejemplo, una columna que le impida ver al cajero que se le acumuló gente o, por el contrario, que está libre.

  7. Changuitos acomodados: elegí las cajas donde veas que los compradores dispusieron los productos con el código de barras para arriba o las etiquetas a mano por ejemplo, para hacer más rápido y sencillo el trabajo del cajero.

  8. Dentro de lo posible, dividí la cantidad de cosas con tu acompañante para que ambos puedan usar las cajas rápidas. Y paciencia.