Juan Alberto Rivarola falleció el 6 de abril en su casa y todo parecía indicar que tuvo un accidente con un cuchillo y terminó desangrado. Así lo había declarado su mujer quien ahora está detenida, acusada de haberlo asesinado. Las lesiones que presenta el cuerpo son incompatibles con cortes accidentales.
El hecho ocurrió en el municipio de Olaeta, Córdoba. En las últimas horas de este jueves, una vecina fue detenida por orden de la Justicia acusada de haber asesinado a su marido, quien murió hace cinco meses atrás pero que hasta el momento se creyó que había sido a raíz de un accidente doméstico.

Ahora, luego de las pericias forenses, se determinó que las lesiones son incompatibles con cortes accidentales. La mujer se configuró en la principal sospechosa luego de que fuera ella quien le dijo a la policía que su marido había muerto desangrado luego de afilar un cuchillo que accidentalmente le cortó una arteria en la piernas.

Según el informe, la víctima presenta al menos una herida de arma blanca profunda que orienta todo hacia un hecho intencional, antes que a algo accidental.

Embed
La víctima fatal fue Juan Alberto Rivarola, de 61 años. La detenida, en tanto, fue identificada como Alicia Marta Heredia de 66, quien quedó imputada como supuesta autora del delito de homicidio agravado por el vínculo.

Lo que se trata de determinar ahora, siempre de acuerdo con las fuentes consultadas, es si el supuesto homicidio ocurrió en el marco de un episodio de violencia doméstica o si mediaron otras circunstancias.