Luego de que una empresa suspendiera el servicio por la ola de robos, el Municipio conducido por el cocinero Martiniano Molina debió comprometerse a disponer de patrulleros que acompañen a las unidades en horas calientes para que no los asalten.
No sólo los colectiveros se quejaban. La propia línea 584 se encargó de suspender los servicios por los robos violentos que registraban en las unidades, en una de las zonas más inseguras de Quilmes. Por ese motivo, el Municipio encabezado por el cocinero del PRO Martiniano Molina debió asumir una medida inédita: que los micros vayan custodiados por móviles policiales.

La decisión fue adoptada este jueves, luego de la queja de empresarios, trabajadores y los vecinos, que se quedaron sin poder viajar. Es que por los asaltos la firma MOQSA había cancelado el recorrido por Bernal Oeste.

zona-caliente.jpg
Tras varios días sin servicio, el Ministerio de Trabajo bonaerense tomó intervención y acordó con las partes una solución que en los 350 años de historia de Quilmes nunca se había adoptado: que los colectivos vayan custodiados por patrulleros.

De esta forma, el recorrido que va desde la avenida Montevideo y Camino General Belgrano hasta Montevideo y calle 162, de 4.30 a las 6 y de 20 a 24, será seguido por móviles de las comisarías Quinta y Séptima.

La medida fue tomada horas después de que el Municipio desplazara de su cargo al jefe de la Policía Local, Andrés Delicia, por la presunta cobra de coimas a los propios uniformados para realizar rondines en autos y no a pie.

EL ACUERDO FIRMADO

ACUERDO moqsa

ACUERDO moqsa 1