Las imágenes fueron dadas a conocer por los familiares de Keith Lamont Scott, quien murió este martes luego de que una mujer policía le disparara. En el registro se puede oír a su esposa pedir "no disparen, no está armado, no les hará nada".
La viuda del afroamericano Keith Lamont Scott, fallecido este martes tras haber recibido varios disparos de un policía de Charlotte, EE UU., publicó este viernes un video en el que aparece pidiendo a los agentes que no disparen a su esposo porque estaba desarmado.

En las imágenes no se aprecia el momento en el que Scott fue abatido por la policía, aunque se oye a la mujer diciendo: "no disparen, no está armado, no les hará nada".

Keith Lamont Scott
La mujer les explicó a los agentes que Scott había tomado su medicina para tratar la lesión traumática cerebral que padecía. Por un momento, se ve a varios agentes apuntando al auto en el que estaba Scott y la mujer le pide a su esposo que no les permita que "rompan los cristales" y salga del vehículo.

Tras decir la mujer a su esposo "no lo hagas, Keith", se oye a un policía advirtiendo al hombre que tire el arma y posteriormente se escuchan cuatro disparos. "¿Le disparaste? ¿Le disparaste? Es mejor que no esté muerto", les grita entonces Rakeyia a los agentes.

Hombre afroamericano asesinado
Las imágenes del video, de dos minutos y doce segundos de duración, muestran posteriormente a la victima tirado en el suelo y rodeado de policías. Scott, de 43 años, falleció este martes cuando los oficiales buscaban en un complejo de apartamentos a otro individuo en Charlotte.

Su muerte provocó una ola de protestas que dejaron otra víctima, numerosos heridos y una cincuentena de heridos, lo que llevó a las autoridades a decretar el estado de emergencia y el toque de queda en la ciudad.

disturbios en Charlotte
La familia dio a conocer el video mientras la opinión pública sigue a la espera de que la Policía de Charlotte publique los registros de las cámaras de los agentes involucrados en el suceso. Según la familia de la víctima, el jefe de la Policía local, Kerr Putney, y la alcaldesa de la ciudad, Jennifer Roberts, en los dos videos tomados por oficiales no se puede distinguir qué es lo que portaba en sus manos Scott en el momento de ser abatido.

El informe policial asegura que Scott iba armado y suponía "amenaza de muerte inminente" para ellos, un relato que testigos rechazan, mientras la familia sostiene que el fallecido portaba un libro.