Este lunes, solo aquellos comercios que sean atendidos por sus propios dueños o por empleados que acepten ir a trabajar abrirán al público.

Este lunes todos los grandes locales permanecen cerrados por el Día del Empleado de Comercio, establecido como feriado nacional a partir de la ley 26.541 promulgada en 2009.

"Nosotros acudimos a la Secretaría de Trabajo donde mantuvimos distintas audiencias con las grandes cadenas de electrodomésticos y supermercados, donde pedimos la adhesión al cierre para que los empleados puedan festejar su día", declaró Rubén Bernabé, secretario adjunto del Sindicato de Empleados de Comercio.

Los únicos locales que podrán abrir serán aquellos que "sean atendidos por sus dueños o con aquellos empleados que acepten asistir a cumplir sus tareas", explicaron desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios.