Un padre se enteró que su hijo no tenía a nadie con quienes jugar en la escuela y escribió una emotiva carta que en cuestión de horas se volvió viral. Ahora tiene miles.
Bob Cornelius es el papá de Christopher, un chico autista de 11 años de Nueva Jersey, Estados Unidos, que viendo algunos de los trabajos que los chicos habían realizado en clase, se encontró con una triste sorpresa en una de las paredes de la escuela.

En una serie de cartas pegadas en las paredes y completadas por los propios chicos, Bob se encontró con la siguiente línea en la carta de su hijo: "Algunos de mis amigos son: nadie".

El ejercicio consistía en rellenar un cuestionario para conocer mejor al alumno. Así, Christopher puso que su profesora es la señorita Feid, que su comida favorita es la pizza, que su deporte preferido es el fútbol y que sus amigos son... "nadie". "Nunca cinco letras me habían dolido tan profundamente", reconoció el padre que decidió hacer algo por su hijo.

Embed
El padre compartió en Facebook varias reflexiones sobre la soledad de su hijo. En su texto, pidió a los padres que hablaran con sus hijos sobre aquellos niños que sufren enfermedades como la de Christopher y que ayudaran a romper con el triste aislamiento de otros.

También relató que su hijo jamás le había pedido de dormir en casa de ningún amigo, y ahora entendía el por qué.

Fue así que al solución que Bob encontró fue pedir a padres y madres que hagan dos cosas: por un lado compartir su publicación en Facebook y por otro que hablen con sus hijos sobre este asunto."Por favor, explíquenles que los niños con necesidades especiales entienden mucho más de lo que creemos. Se dan cuenta cuando otros les excluyen", pidió.

Christopher.jpg
El post se convirtió un fenómeno viral y se ha compartido más de 47.000 veces. Bob está feliz y Christopher también: cada día le llegan cientos de vídeos de otros pequeños asegurándole que quieren ser "sus amigos para siempre",