La policía encontró a un hombre de unos 30 años, herido y con un alto grado de ebriedad. Pero no consiguieron que presente cargos por un motivo especial.

Un hombre apareció tirado en una vereda de Neuquén capital con tres heridas de arma blanca. La policía dio traslado al hospital y le tomó declaración, pero este se negó a presentar cargos por un motivo particular.

La víctima estaba en un avanzado estado de ebriedad por lo que tardaron en poder tomarle declaración. En el centro de salud Castro Rendón notaron que tenía tres heridas corto punzantes superficiales del lado derecho del cuerpo: dos en el intercostal y otra en el hombro.

Lo que pudo reconstruir la policía de acuerdo a lo poco que le pudieron sacar por las condiciones en que estaba la víctima, habría sido un amigo suyo el que lo apuñaló, y por eso se negó a hacer la denuncia.