El Gobierno prepara un fuerte recorte a los recursos asignados a la inteligencia militar. La poda que no tiene antecedentes en la historia desde el advenimiento de la democracia alcanza al 80% de lo del año pasado.

El cuadro de gastos por programa e incisos elaborado por la Jefatura de Gabinete llegó a la oficina de la contadora Inés Slepczuk, a cargo de la Dirección General de Presupuesto del Ministerio de Defensa. Muestra una asignación total de $200 millones para el ejercicio 2017 y lo compara con los $1.086 millones de la gestión de este año.

Embed

El sistema de inteligencia militar se basa en una entidad del Ministerio de Defensa, la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar (que tiene relación funcional directa con la Agencia Federal de Inteligencia, AFI, cabeza del sistema nacional de inteligencia) y las direcciones de cada una de las tres fuerzas armadas.

Embed


Las discusiones para llegar a un consenso sobre la ley de Presupuesto arrancaron la semana pasada, pero al parecer el foco puesto en endeudamiento, dólar y distribución de ingresos a provincias, entre otros temas, no deja tiempo al debate de los asuntos vinculados a la Defensa.