Armado con una réplica de un AK-47 de aire comprimido, un hombre, de 24 años, entró a robar a una tienda de cervezas de la ciudad siberiana de Mariinsk. La impactante escena quedó registrada en las cámaras de seguridad.
La mujer que atendía en el local se resistió hasta que el hombre la golpeó y escapó con un litro de cerveza. Minutos después fue detenido por la policía.

asalto tienda en rusia.mp4