Cada una de las metrópolis del mundo tiene su propio espíritu y es diferente al resto. Quizás desencajes en el lugar donde llegaste al mundo, pero acá cuál es el lugar perfecto para vos.