Empleados de la empresa recuperada Cueroflex, que recibió una factura de luz por $813 mil luego de que desde Energía le dijeran que no pague por el servicio, protestan en la sede que la distribuidora tiene en el barrio porteño de Chacarita. "Queremos que retrotraigan la boleta", exigieron.

Edenor
Los trabajadores se manifiestaron en reclamo de la que consideran una boleta "impagable" que no les permite trabajar, tras los aumentos del Gobierno.

La empresa recuperada Cueroflex de San Martín, pasó de pagar $50 a $350 mil de luz por mes. La factura de Edenor del período que va de principios de enero a principios de febrero fue de $46.700. De principios de febrero a principios de marzo subió a $178 mil; de principios de marzo a principios de abril, a $267 mil; de principios de abril a principios de mayo, a $365 mil y de principios de mayo a principios de junio quedó en $214 mil.

Embed
La siguiente boleta les llegó con vencimiento el 30 de junio y con un monto de 382 mil pesos. Esa factura llegó cuando la Justicia frenó el aumento y el Ministerio de Energía recomendó no pagar.Ahora, la cooperativa recibió una nueva factura con un importe de $813 mil con una multa incluida de $80 mil por no pagar en junio. "Queremos que retrotraigan la boleta", aseguraron a C5N los cooperativistas.

"Nos recomendaron que no paguemos y ahora nos llega esta boleta. No vamos a pagar porque no podemos. Lo que hace la empresa no es legal", se quejó por Radio 10 Jorge Reisch, presidente de la cooperativa.

Embed
Tras la protesta de los trabajadores, el gerente de la sucursal de Edenor, Eduardo Blanco, recibió a Reisch quien se encontrana en Chacarita junto a los empleados de Cueroflex, y se comprometió a "no cortar" y a una reunión para llegar a un acuerdo por la situación.

Cueroflex