Sin embargo, el estado de salud de Tomás Escalante, de 14 años, sigue siendo crítico y permanece en coma farmacológico. "Podemos ser optimistas y asegurar que está mejor", dijeron los médicos.
El adolescente sufrió este sábado una fractura de cráneo y politraumatismos al caérsele encima un arco de fúbol. Su estado de salud sigue siendo "crítico" y aún no pudo ser sacado del coma farmacológico, informó el secretario de Salud de Pilar, Carlos Kambourian.

Escalante suele colaborar como ayudante para el armado de canchas en el complejo deportivo "La Iguana", ubicado en la Colectora 12 de Octubre a la altura del kilómetro 45,5 de Panamericana.

El accidente se produjo cuando el adolescente trasladaba un arco junto a otros dos jóvenes que pudieron esquivar la estructura cuando se desmoronó y cayó de lleno sobre el abdomen y la cabeza del chico.

"Tomás está estable y con una leve mejoría que avanza segundo a segundo, pero permanece en estado crítico", dijo Kambourian.

"Si uno se plantea que no empeoró su cuadro clínico y que pudimos bajar un poquito algunas drogas, uno puede ser optimista y decir que estamos mejor que ayer, porque no hubo complicaciones", agregó.

No obstante, el especialista aclaró el adolescente "sigue en coma farmacológico" y deberá permanecer así por lo menos hasta este martes.

El caso fue caratulado como "lesiones por accidente" y quedó en manos de la UFI N° 3 de Pilar, a cargo de María Inés Domínguez, quien dictó la clausura preventiva del lugar.