El cantante había sido operado del esófago por un trastorno motor pero tuvo una infección postoperatoria.

Luciano Pereyra (35) vivió un duro momento la semana pasada tras ser operado del esófago por un trastorno motor y contraído una neumonía tras ser intervenido quirúrgicamente.

Según detallaron en Informadísimos, la vida del cantante corrió peligro y estuvo muy delicado de salud.

"Fue trasladado a Los Arcos y lo operaron de urgencia por un trastorno motoro de esófago en el medio de una neumonía", detallaron en el ciclo.

Seguí leyendo en RatingCero.com.