San Pablo de Brasil cayó el último fin de semana por 2 a 0 ante Vitoria por el Brasileirao, pero uno de sus hinchas se terminó llevando un recuerdo que guardará toda su vida.
Es que, en el aeropuerto de Bahía, antes de volver a San Pablo, se cruzó a uno de sus ídolos, el uruguayo Diego Lugano, por el que terminó llorando y de rodillas a la vista de todos.

Embed
El club reflejo en su cuenta oficial de Twitter el emocionante encuentro, en el que el defensor terminó abrazando al hincha, con el que además se sacó una foto y le firmó su camiseta.