Los candidatos a presidente de Estados Unidos entablaron el primero de tres debates por TV. Este duró 90 minutos y giró en torno a tres ejes: "La dirección de Estados Unidos", "Alcanzar la prosperidad" y "Garantizar la seguridad de Estados Unidos".

Poco menos de un mes y medio antes de las elecciones presidenciales y virtualmente empatados en los sondeos previos, los dos principales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump se midieron este lunes en un cara a cara frente a las cámaras, el primero de tres debates, que tuvo como eje central la economía y la seguridad nacional.

El primer gran cruce entre los candidatos giró en torno a la economía. Clinton afirmó que especialistas confluyeron que con los planes económicos de Trump, se perderán 3,5 millones de puestos de trabajo. También lo acusó de promover una versión renovada de la teoría del derrame (centrada en la necesidad de bajar impuestos a los más ricos para que ganen más plata hasta que esta riqueza se derrame sobre los pobres).

En contraste, la ex secretaria de Estado llamó a aumentar el salario mínimo, a invertir más en infraestructura, garantizar una paga igualitaria para las mujeres y en general "construyendo una economía que funcione para todos y no sólo para los de arriba".

Por su parte, Trump la acusó de ser la responsable, "durante estos 30 años", de acuerdos comerciales "defectuosos" que, en su opinión, le costaron millones de puestos de trabajo a Estados Unidos.

Respecto al tema seguridad, Hillary culpó a las armas de la violencia que golpea a la comunidad afroamericana mientras que su rival, pidió "ley y orden" para acabar con la tensión racial entre los negros y la Policía.

Otro punto caliente fue el tema de la guerra de Irak. Trump, aseguró que nunca apoyó la invasión y acusó a la prensa "dominante" de adjudicárselo. El magnate republicano había acusado al presidente Obama y a su Administración de la que su oponente demócrata, Hillary Clinton, formó parte como secretaria de Estado (2009-2013), de promover el surgimiento del Estado Islámico (EI) al salir de Irak en 2011.

Clinton le recordó a su oponente que la salida de tropas fue producto de un acuerdo suscrito entre el expresidente George W. Bush y el Gobierno de Irak, con el que Obama no tuvo nada que ver.

La candidata demócrata también cruzó a Trump por los musulmanes. Así, la demócrata defendió a la comunidad "dentro y fuera" del país como un aliado clave para combatir el terrorismo.Además, el republicano chicaneó a su rival al comprometerse a publicar su declaración de impuestos contra la voluntad de sus abogados pero solo si ella divulga los correos electrónicos de sus servidores privados, en referencia a una polémica que la sigue en torno a su gestión como secretaria de Estado.


Video debate Clinton-Trump.