Junto a los docentes también pararán esta martes los estatales enrolados en ATE y no habrá atención en hospitales bonaerenses. Los docentes advirtieron además por la subejecución presupuestaria y el ajuste en el ámbito de la educación.
Los docentes de todo el país se sumarán este martes al paro nacional decretado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en demanda de la reapertura de paritarias y en contra de los despidos.

En este marco, la titular de Ctera, Sonia Alesso, manifestó la "preocupación" de los gremios docentes por lo que consideran la subejecución presupuestaria y el ajuste en el ámbito de la educación. Al paro se sumarán los docentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), los universitarios de Conadu y la Federación Nacional Docente.

También participarán de la medida de fuerza por 24 horas el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), que lidera Roberto Baradel; la Unión Docentes Argentinos (UDA) que conduce el cegetista Sergio Romero y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), que encabeza Mario Almirón.

"Este año se trata el presupuesto 2017 y estamos viendo números que nos preocupan fuertemente", advirtió la titular de Ctera. Al respecto, dijo que se proyecta en ese presupuesto una inflación del 17 por ciento y que, por lo tanto, se contemplarán los aumentos salariales bajo esa pauta. "Es la primera vez en años que en un presupuesto está fijada cuál debería ser la proyección salarial. Esto no tiene antecedentes", afirmó.

También abordó el tema de los planes nacionales educativos como Conectar Igualdad y, en ese sentido, informó que "en muchas provincias los compañeros están sin cobrar el sueldo hace nueve meses". Y remarcó: "Nosotros creemos que se intenta cerrar estos programas".

Asimismo, Alesso criticó los planes de evaluación docentes porque, dice, "no hemos sido parte de las políticas de evaluación, y los docentes queremos participar de esos procesos".

"El Gobierno nos propone un múltiple choice y esto nos preocupa en el sentido de que no tiene nada que ver con una evaluación con participación y debate de la comunidad educativa, es una evaluación externa que plantea otro proceso educativo", expresó la dirigente gremial docente.

Alesso dijo que este martes los docentes se concentrarán a partir de las 10.30 frente al Congreso para pedirle a los legisladores que los reciban, a quienes les plantearán "la necesidad de una nueva ley de financiamiento educativo que sea federal". Tras esta concentración, los gremios docentes tienen previsto marchar hasta el Palacio Pizzurno, sede el Ministerio de Educación.

En tanto, desde el Gobierno Nacional mantienen su postura firme en cuanto a no reabrir paritarias."En el último acuerdo paritario, que permitió que las clases comenzaran en tiempo y forma, se incorporó una cláusula que ata el monto del salario mínimo docente en un 20 por ciento por encima del mínimo, vital y móvil. A raíz de esa cláusula hubo otro incremento en septiembre que representa una suba del 47% anual y ascenderá al 50% en enero próximo", expresaron.