Ante la presencia de 2.500 invitados, entre ellos Mauricio Macri, el presidente Juan Manuel Santos y el líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, sellaron un día histórico, en un acto en Cartagena de Indias, a orillas del Mar Caribe.
"Decimos fuerte y claro: no más guerra, no más la guerra que nos dejó cientos de miles de muertos, millones de víctimas y desplazados, y tantas heridas que tenemos que empezar a sanar", dijo el presidente Juan Manuel Santos durante el acto de firma del acuerdo de paz con las FARC.

A la cita asistieron 17 presidentes (entre ellos Mauricio Macri), 25 cancilleres, 10 directivos y delegados de organismos multilaterales para completar un total de 2.500 invitados especiales, que hicieron las veces de testigos del hecho que le puso fin a 52 años de conflicto armado interno.

Santos abrió la serie de actos en la mañana con un desayuno con las fuerzas militares en el que les agradeció por su lucha durante las últimas cinco décadas. Posteriormente, el mandatario y varios de los invitados acudieron a una ceremonia litúrgica en la iglesia San Pedro Claver, que fue presidida por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano.

Macri santos.jpg

Por la tarde inició la ceremonia en la cual sellaron el acuerdo de paz y en la que hablaron el presidente Santos, el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño "Timochenko", y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El acto se realizó en la Plaza de Banderas del Centro de Convenciones, una construcción hecha sobre la Bahía de Cartagena, que fue custodiada por 2.500 militares y policías.

La paz colombiana se produce después de más de tres años de negociaciones entre delegados oficiales y rebeldes en La Habana, Cuba, quienes discutieron un total de cinco puntos. Tras la firma, ahora los colombianos deberán acudir el próximo 2 de octubre a la urnas para decidir en un plebiscito si avalan o no lo pactado en la capital cubana.