El dato se desprende de un infrome que publicó la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los principales focos son las condiciones de transporte, la quema de desechos y las actividades industriales.

Nueve de cada diez personas en el mundo respira aire contaminado, de acuerdo al informe que presentó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo ubica entre las principales fuentes de contaminación del aire a los modelos ineficaces de transporte, la quema de combustible en los hogares y la quema de desechos, las centrales eléctricas y las actividades industriales.

Además, identifica como los principales contaminantes a las micropartículas -de un diámetro inferior a 2,5 micrómetros-, del sulfato, de los nitratos y del hollín.

El informe confirma el dato revelado en estudios anteriores de que 3 millones de muertes al año ocurridas en 2012 -las cifras disponibles más recientes- estuvieron relacionadas con la exposición a la contaminación exterior.

No obstante, rebaja la cifra de muertes globales por contaminación -tanto exterior como interior- y la deja en 6,5 millones, cuando en informes anteriores la situaba en 7 millones.

El informe no hace un ránking de los países más contaminados, solamente se limita a decir que las regiones donde la calidad del aire es peor son las del Sudeste Asiático, el Mediterráneo oriental y el Pacífico occidental.