El hermano de la víctima acusó a un hombre que se encuentra desaparecido como el autor del crimen. Sin embargo los investigadores creen que al presunto homicida se le disparó el arma. "Tenía problemas con todos", dijo un familiar del muerto.

Un cocinero fue asesinado de un balazo en el rostro enfrente de su vivienda en la localidad bonaerense de Villa Domínico. Por el crimen, sospechan de un vecino suyo que escapó, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió en la intersección de las calles Manuel Obarrio y San Nicolás, del barrio Nueva Ana, en jurisdicción del partido de Avellaneda, en la zona sur del Conurbano.

Fuentes policiales y judiciales informaron a que la víctima, identificada como Lucas Damián Dutra, de 22 años, estaba ingresando a su casa cuando un vecino que vive enfrente lo llamó.

Embed
En ese momento, el joven recibió un disparo en la cara y cayó al piso gravemente herido, mientras que el agresor escapó corriendo.

César, hermano de la víctima, aseguró a Télam que la madre le avisó que Lucas estaba tirado en el piso y cuando fue a verlo lo encontró con su rostro ensangrentado.

"Lo cargamos con mi mamá en mi auto y lo llevamos al hospital de Wilde pero lamentablemente no aguantó y se murió", contó.

El hermano señaló a un vecino apodado "El Cordobés" como el autor del crimen y hasta la madrugada de este martes era intensamente buscado por personal de la comisaría 4 de Sarandí.

"Este hombre tenía problemas con todos, le había disparado a cuatro o cinco personas y nunca lo detuvieron", aseguró César, quien describió a Lucas como una "persona trabajadora".

Embed
Sin embargo, una de las hipótesis de los investigadores es que el homicida estaba manipulando dos armas de fuego y se le escapó el disparo, agregaron las fuentes.

"No había antecedentes de violencia entre ellos y no sabemos si en ese momento hubo una discusión, lo que sabemos es que después del balazo huyó", añadió un vocero encargado de la pesquisa.