Una corresponsal de la realeza británica reveló cómo se sentía el heredero de la corona británica durante los funerales de Lady Di, en 1997. "Estaba extremadamente nervioso porque era el enemigo número uno", sostuvo Ingrid Seward.
El heredero de la corona británica temió ser asesinado el día del funeral de Diana, princesa de Gales, fallecida el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tránsito en París, según dejó saber una corresponsal de la realeza.

Ingrid Seward, experta en la familia real, dijo en el festival literario de Henley (a las afueras de Londres) que el príncipe de Gales estaba "extremadamente nervioso" porque era visto como el "enemigo número uno" tras la muerte de su ex mujer.

Diana 1.jpg
El funeral de Lady Di se celebró el 6 de septiembre de 1997 en la Abadía de Westminster tras la llegada del cortejo fúnebre, que estuvo acompañado a pie por las calles de Londres por el príncipe Carlos, sus dos hijos -los príncipes William y Henry-, el conde de Spencer -hermano de Diana- y el duque de Edimburgo.

Seward añadió que el hijo mayor de la reina Isabel II era "fatalista" sobre la posibilidad de que un hombre armado le disparase mientras caminaba detrás del féretro rumbo a la abadía, publicó este martes el diario británico The Times.

Diana funeral.jpg
"El príncipe Carlos estaba extremadamente nervioso porque era el enemigo número uno. Él pensó 'si alguien saca un arma y me dispara, eso es todo'. Las calles de Londres estaban en silencio. Podías escuchar si caía un alfiler. Podías escuchar todo lo que la multitud estaba diciendo. Decían 'miralo, miralo'. Era bastante desagradable", contó Seward.

Antes de la muerte de Diana, los medios británicos revelaron en detalle la ruptura del matrimonio de los príncipes de Gales, que se casaron en 1981, y la relación extramatrimonial que tenía el heredero de la corona con su actual mujer, Camilla, duquesa de Cornualles.