El lanzador cubano José Fernández, estrella de los Marlins de Miami de béisbol, falleció el último domingo en un accidente marítimo y, este lunes, su equipo volvió a jugar y el jugador tuvo su merecido y emotivo homenaje.
Todos los jugadores del equipo lucieron en su camiseta el nombre y el número de Fernández (16), mientras que en la cancha también estaba escrito ese número. Antes del comienzo del juego ante los Mets de New York, el plantel en su totalidad se reunió en el centro del campo y realizó un minuto de silencio por su compañero, mientras que de las tribunas bajaba una ovación unánime cada vez que se lo nombraba.

Embed
Uno de los momentos más conmovedores de la noche se dio cuando Dee Gordon anotó un "home run" y no pudo evitar quebrarse mientras corría, en una carrera que terminó con el jugador mirando al cielo y, entre lágrimas, dedicándoselo a su compañero.

Jose Fernandez
José Fernández, lanzador derecho nacido en Santa Clara, centro de Cuba, estaba terminando su mejor temporada en las Grandes Ligas, registrando un récord de 16-8 con una efectividad de 2.86.