La maniobra del Presidente, denunciada por la dirigente Gabriela Cerruti, habría sido vender años atrás su flota personal y ahora, tras deshacerse del Tango 01, alquilar esas mismas aeronaves que le habían pertenecido y usarlas "a costa del Estado", facturando su uso a una empresa "vinculada".
El Gobierno nacional decidió dar de baja al Tango 01 y alquilar una flota de ocho aviones privados para reemplazar a los oficiales que trasladan al presidente Mauricio Macri. La dirigente de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti denunció que la licitación para adquirir la nueva flota fue hecha "a medida", ya que el mandatario alquilará las aeronaves que vendió años atrás a una empresa "amiga" y ahora volverá a usarlos "a costa del Estado", facturando su uso a una empresa "vinculada".

Según la denuncia de Cerruti, se trata de una firma del empresario Diego Martín Colunga Campos, dueño de Unicos Air, quien a su vez es hijo del procesado en la causa por "dádivas" a Ricardo Jaime y ex gerente general de MacAir Jet, empresa área de la familia Macri. La actual firma de Colunga Campos es "la única oferente en la licitación abierta por el gobierno nacional para alquilar la nueva flota de aviones, a 200.000 dólares por mes".
Embed
La licitación habría estado hecha "a medida" para que la ganara Unicos Air, que "heredó" los aviones de la familia Macri, cuando MacAir Jet fue vendida a Avianca hace unos meses. Los requisitos de la licitación presidencial "coinciden exactamente con los de la flota que puede ofrecer el hombre de los negocios aéreos de Macri", es decir una licitación "hecha a medida", asegura la periodista en su nota.
Carlos Colunga, el padre de Diego Martín, es ahora el CEO de Avianca, y uno de los hombres que fija la política sobre Aerolíneas Argentinas, junto al ex directivo de la chilena Lan y actual vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui.
"La fusión de Avianca y MacAir fue cuestionada porque, apenas concretada, el gobierno nacional le otorgó a la colombiana rutas de cabotaje para competir con Aerolíneas Argentinas; Macri favoreció desde el Estado a una empresa extranjera que le acababa de pagar por una firma suya. Es más: según la prensa brasileña, ahora serían compradas por la china HNA, para estar preparadas para una eventual privatización de la aerolínea de bandera argentina, próximo paso planificado por el virtual ministro de Aerolíneas, Gustavo Lopetegui", afirmó Cerruti.