La Justicia ordenó a Enargas emitir las facturas de las pequeñas y medianas empresas con los valores de marzo pasado, previo al fuerte incremento que aplicó el Gobierno.
Un juez cordobés otorgó una medida cautelar y ordenó a las distribuidoras refacturar los valores previos al tarifazo. Lo mismo ya había ocurrido con los usuarios residenciales. Tras conocerse el fallo, el Ministerio de Energía anticipó a la agencia Télam que apelará la decisión del juez.

La medida cautelar fue otorgada por el juez federal de Miguel Hugo Vaca Narvaja sobre el amparo presentado por la Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme).

Fuentes judiciales informaron que el magistrado dispuso, a la vez, que el ENARGAS instruya a las empresas prestatarias a retrotraer las tarifas para las Pymes al 31 de marzo pasado y refacturar los consumos realizados desde el 1 de abril último a la fecha.

Cuando emitió su fallo, la Corte Suprema suspendió el tarifazo para usuarios residenciales pero no así para la actividad comercial e industrial. La resolución del máximo tribunal derivó en que el Gobierno tenga que cumplir con la obligación de realizar una audiencia pública en la que presentó un ajuste más moderado de los cargo por el consumo de gas.

Vaca Narvaja precisó en su resolución que las prestadoras del servicio de distribución deberán adoptar "las medidas necesarias para posibilitar el pago de las facturas adeudadas en cuatro (4) cuotas mensuales, iguales y consecutivas, sin intereses ni recargos relacionados con la falta de pago".