La actriz se sometió a una estricta dieta para aumentar de peso e interpretar a una madre de tres hijos en su próxima película, Trully.

A sus 40 años, Charlize Theron le puso el cuerpo a su nuevo personaje para su próxima película, Tully, y tras someterse a una intensa y rigurosa dieta, aumentó 15 kilos, dejando atrás sus seductoras curvas que la caracterizan como una de las mujeres más atractivas de Hollywood.

Las imágenes de la nueva y voluptuosa figura de la actriz salieron a la luz mientras se filmaban escenas para la película en un parque de Vancouver, Canadá.


Seguí leyendo más en RatingCero.com