Sucedió en Yemen. El padre de la novia era un ex militar que sufría de trastornos psicológicos irrumpió en la celebración y lanzó dos gradas. Al menos 13 personas murieron, incluido el atacante.
Al menos 8 mujeres y 4 niños murieron y más de 20 resultaron heridos durante una boda en la provincia yemení de Ib, después de que el padre de la novia detonara dos granadas de mano.

Las fuentes explicaron que el atacante, que también falleció con la explosión del segundo artefacto, sufría un trastorno psicológico.
Embed
El hombre irrumpió en la celebración, que tenía lugar la noche del lunes al martes en la ciudad de Yarim, 30 kilómetros al sur de Saná, y lanzó dos granadas contra las mujeres congregadas.
Entre las fallecidas se encuentran la madre y la abuela de la novia, quien, por su parte, salió ilesa porque todavía no había llegado al lugar del enlace.
Las fuentes indicaron que el motivo del ataque es probablemente una disputa entre el padre y la madre de la novia, que estaban separados, sobre el matrimonio de su hija.
Unas 130 personas murieron en septiembre de 2015 en una boda en el sureste del Yemen, aunque en esa ocasión se debió a un bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí, que opera en el país contra los rebeldes hutíes.