El hombre había desaparecido un año atrás y, aunque su esposa se esmeró por continuar con su vida con normalidad, la verdad eventualmente salió a la luz.
Una mujer de Jaipur, en la India, fue denunciada por sus vecinos por los malos olores que emanaban de su casa y cuando la Policía fue a ver qué ocurría encontraron el esqueleto de su marido enterrado bajo el piso de su dormitorio.

Manpreet Kaur, de 40 años, explicó que tuvo que enterrar bajo su casa a su marido, Rajvinder Singh, porque no tenía dinero para pagar el funeral tradicional de los Sikh, pero negó que lo hubiese asesinado, informó el sitio Daily Mail.

pareja india.jpg

Singh, de 45 años, había desaparecido en 2015 sin dejar rastro pero resultó ser que nunca dejó su casa, sino que la Policía encontró sus restos ya convertidos en huesos en una tumba poco profunda cavada bajo el cuarto donde su mujer dormía cada noche.

Kaur fue arrestada de inmediato.

Embed