BlackBerry reveló que dejará de diseñar sus propios teléfonos y pasará a centrarse solo en el desarrollo de software. Se trata de una medida necesaria para una compañía que no ve demasiadas ganancias.
"La compañía planea terminar con todo el desarrollo de hardware interno y externalizará esa función a partners", dijo John Chen, CEO de la empresa, según informa Recode.

Embed
BlackBerry viene llevando a cabo esta movida hace tiempo. De hecho ya lanzó un teléfono, el DTEK50, que fue fabricado por Alcatel.

Además, la empresa comenzó a permitir que su software pudiese ser utilizado en Android.

BlackBerry, que hace una década era uno de los mayores fabricantes de teléfonos inteligentes, tiene actualmente menos de un 1% de ese mercado, dominado por los dispositivos Apple y Android.

Así las cosas, la empresa buscó enfocarse en el software, incluyendo aplicaciones de seguridad, y este anuncio retira completamente a la firma de la fabricación de teléfonos.

"Estamos llegando a un punto de inflexión en nuestra estrategia. Nuestras bases financieras son fuertes, y nuestro eje en el software se está afirmando", dijo Chen.