El capataz de una maderera ubicada en Luján hirió en el abdomen a otro empleado con las horquillas del vehículo y alegó que se quedó "sin frenos". Ya se habían tomado a golpes de puña por viejas rencillas.
El crimen se produjo alrededor de las 7.30 de este martes y, según fuentes policiales, los dos empleados mantenían una disputa desde hace mucho tiempo.

La víctima fue identificada como Julio César Fonseca, de 28 años y oriundo de la provincia de Misiones, quien había llegado a Luján en 2010.

Todo ocurrió en la planta de Maderera Concepción, una fábrica de machimbre ubicada en las instalaciones del Parque Industrial Julio Steverlynck en la localidad bonaerense de Luján.

El agresor,Adolfo Krutil, también de 28 años, hirió en el abdomen a su compañero de trabajo con un montacargas y quiso hacer pasar el hecho por un accidente, ya que dijo que el vehículo se quedó sin frenos.

Embed
Sin embargo, horas más tarde se confirmaron las sospechas y Krutli quedó detenido por "homicidio simple".

Según señalaron varios compañeros, los dos trabajadores se llevaban mal desde hacía tiempo y ya habían protagonizado varias peleas. La semana pasada, por caso, se habían trenzado jugando al fútbol y el lunes pasado se tomaron a golpes de puño.

Jesica Massa, viuda de Fonseca, reconoció a su marido como una persona tranquila aunque admitió que "ya había tenido problemas con Fonseca". La mujer, residente en Parque Lasa, tiene una hija de 4 años. Por su parte Blanca Cañete, suegra del fallecido, pidió justicia y declaró que su yerno "no merecía morir de esta forma".

El caso es investigado por la comisaría segunda de Luján y la fiscal N° 9 del departamento judicial local, Laura Cordiviola.