El curioso pedido lo hace una familia de la localidad española de Málaga. El caso ronda en torno a un joven del que no se sabe nada desde 1987.
Dar por muerto a un hijo es un dolor inconmensurable para un padre, pero 29 años después puede que una familia decida resignarse y aceptar la idea, principalmente si a cambio va a recibir una buena cantidad de euros.

Tras 29 años de que su familia viera por última vez con vida a David Guerrero Guevara, un chico que desapareció en Málaga a los 14 años, va a ser la Justicia española la que determine si el desaparecido está oficialmente muerto.

La necesidad de su familia de cobrar la herencia del padre de David, que murió en octubre de 2015, es lo que motiva el trámite ante el Juzgado de Primera Instancia N° 8.

Embed
Conocido como "el niño pintor de Málaga", no se sabe nada del adolescente desde que salió de su casa el 6 de abril de 1987, rumbo a la escuela de arte en la que estudiaba.

Su caso se convirtió un misterio en el que intervino hasta la Interpol y que siguió pistas en Suiza y Portugal, sin obtener resultados. Previo a la última determinación judicial se cumplió con la publicación de edictos por si alguien tenía algún reclamo o dato del chico desaparecido, medida que tampoco arrojó novedades.

A pesar de todo, su familia no pierde la esperanza de encontrarlo con vida algún día. David ya tendría 43 años y es necesario que hoy se le declare muerto ya que es destinatario de la herencia de su padre, pero claro, nadie sabe dónde está.