A Juan José Asmundo, el chofer del transporte de cargas que embistió un auto en la esquina de Bernardo de Irigoyen y Tinogasta, la Justicia le dictó la prisión preventiva. Además, lo embargaron en $10 millones.
El camionero alcoholizado que embistió y mató a un padre y su hijo de 17 años que volvían de un partido de fútbol fue procesado con prisión preventiva por el delito de "homicidio simple con dolo eventual". También fueron embargados sus bienes por diez millones de pesos.

Se trata de Juan José Asmundo, procesado por la jueza de instrucción Yamile Bernan por el doble homicidio de Adolfo y Thomas Carballo, ocurrido el 18 de setiembre pasado en el barrio porteño de Villa Real.

Vale recordar que el padre y el hijo volvían de presenciar el partido entre Racing y Defensa y Justicia en Avellaneda.

"Quiero ser clara: él sabía ciertamente que podía quitar la vida de terceros y lamentablemente no cesó. Su indiferencia previa fue cristalina y supera con holgura inexistentes distracciones. Quitó dos vidas, una de las cuales tenía tan solo 17 años, rompió una familia que regresaba de una excursión familiar, de un padre y un hijo que volvía de un estadio de fútbol, totalmente alejados del vértigo fulminante con el que él conducía", dijo la jueza Bernan en su resolución.

Y agregó: "Transformó el vehículo automotor con el que circulaba en un arma letal por el solo hecho de evadir las reglas mínimas del tránsito. Siempre actuó en forma voluntaria y consciente, sin importar el riesgo que generaba in si siquiera adoptar alguna maniobra para poder evitarlo".