Gimena Luz Figueroa
Gimena Luz Figueroa

El estafador decía ser griego y ser dueño de un departamento en uno de los barrios porteños más caros de la Ciudad. "Compré una propiedad y quiero dejarla en buenas manos", seducía. El joven, sin garantía, no pudo ocultar su interés, pero el detalle en una foto del inmueble lo hizo descubrir una estafa que ya llegó a España.

"Hola, el departamento está disponible. El alquiler es de 6 mil pesos por cada mes, incluyendo agua, gas, electricidad, internet, seguridad, mantenimiento. Dos dormitorios y un baño, incluye un lugar de estacionamiento. Si tiene alguna pregunta o si quiere fotos, por favor responda". Ese mensaje recibió Martín (nombre ficticio para preservar su identidad) luego de preguntar sobre un departamento ubicado en el centro de Palermo. La publicación estaba en una reconocida web de alquiler y venta de inmuebles.

Rápidamente, los sueños de la independencia comenzaban a encaminarse y la ilusión crecía a pasos agigantados para este joven estudiante. Todo cerraba: ubicación, precio y la inmediatez de la respuesta. Es que cada vez es más difícil acceder a un alquiler, más si el interesado tiene intenciones de mudarse a algún barrio de Capital Federal y no tiene garantía. Esta oportunidad parecía la soñada y no había tiempo que perder.
"Compré una casa y quiero dejarla en buenas manos", decía Nikos
Es así que la repregunta fue inmediata. Quien estaba por caer en la trampa consultó sobre cómo continuaba el proceso de alquiler, ya quería que ese piso sea suyo. La respuesta no tardó en llegar: el supuesto propietario del departamento se presentó como Nikos Onassis, un bioquímico de Grecia que había trabajado en Argentina durante cinco años y que durante su estadía en el país compró un departamento y ahora quería dejarlo en "buenas manos".

"Debo decirle desde el principio, que no tengo problema si usted es un estudiante, y yo soy muy aficionado a las mascotas y dispuesto a aceptarlas en el departamento", escribía el falso propietario como si supiera con quién estaba hablando y sus necesidades urgentes.

"Cuando me contestó me entusiasmé. Todo parecía perfecto, hasta escribía con algunos errores, típico de ser griego escribiendo en castellano, pensé. Así que le respondí contándole quién era: que estudiaba, que trabajaba, que era buena persona", admitió la víctima a minutouno.com.

Así, ya todo dicho, llegó la información clave: cómo es la gestión y el procedimiento para alquilar la propiedad. "Como tengo que informarle antes, el precio que debe pagar durante un mes será de 6 mil pesos y también un depósito de garantía, también de 6 mil pesos. El dinero quiero recibirlo mensualmente en mi cuenta bancaria de Argentina (...) Estoy dispuesto a enviarle las llaves para que pueda acceder a ella y ver si se adapta a sus necesidad. La entrega de las llaves y el permiso de visualización para asegurarse de que podemos confiar en los demás. La entrega tomará sólo dos días", explicó el tal Onassis.

"Estaba embalado. Pero algo me decía que no... ¿viste cuando algo no te cierra? Pero pensaba que eran los temores comunes de 'la independencia'. Sin embargo, unos amigos me dijeron que si tenía dudas lo que podía hacer es chequear la veracidad de las imágenes de la casa... ¡Para qué!...el final se acercaba", contó la víctima.

Martín empezó a investigar y la sospecha lo llevó a la última cosa que quería que pasara, tener razón: encontró que las imágenes de la publicación del departamento de Palermo habían sido sacadas en realidad de un aviso similar, pero de México D.F.

estafa2-propiedades.jpg
La foto del departamento de Palermo con el detalle clave: el rollo de cocina de la marca mexicana
La foto del departamento de Palermo con el detalle clave: el rollo de cocina de la marca mexicana

LA CLAVE: EL PAPEL DE COCINA

En una de las imágenes del "departamento de Palermo" que, según el propietario estaba amueblado, había un detalle llamativo: un rollo de cocina marca Regio. "Para sacarme todas las dudas se me ocurrió googlear la marca del papel porque nunca en mi vida la había visto... ¿y de donde era? También de México".

Pero no todo terminó ahí. Martín necesitaba saber más, no podía creer que todo sea mentira. Pero buscaba más datos y todo se oscurecía más: encontró que el anunciante (que supuestamente era propietario de ese inmueble, únicamente) había publicado otras tres viviendas en la misma página. Ya no había vuelta atrás: era una estafa.

estafa-propiedades.jpg
La imagen que comprueba que el departamento es de México
La imagen que comprueba que el departamento es de México

EL ANTECEDENTE EUROPEO

Ya advertido de que se trataba de algo fraudulento, minutouno.com se puso en contacto con Martín quien, a pedido de este medio y analizando los pasos a seguir, continuó con la operación para intentar desentrañar la estructura de la estafa.

"Hola Nikos, estoy interesado en alquilar el departamento. Cómo sigue la gestión", escribió Martín. Rápidamente el supuesto propietario lo contactó con nada más ni nada menos un agente de la plataforma de alquiler de alojamientos mundial AIRBnB. ¿La advertencia? No suscribirse en la página ¿El motivo? Para que no te cobren la comisión del 25 por ciento.

"Para la entrega de los papeles se requerirá el pago del primer mes y el depósito de garantía a la empresa (12 mil pesos). Airbnb, te enviará una notificación, para hacerte saber que tiene las llaves y los papeles, en custodia (...) Si usted rechaza arriendar el departamento Airbnb te dará el reembolso completo", fue la respuesta que llevaba adjunto la dirección de mail del operador: safety@airbnb.gr.com.

minutouno.com pudo saber que este tipo de estafa ya había existido en Europa. La estrategia que tuvo varios afectados en el Viejo Continente estaba desembarcando en la Argentina bajo los mismos procedimientos y utilizando la firma de Airbnb.

"Más de 100 millones de personas han tenido experiencias seguras y positivas en Airbnb y estos casos son extremadamente raros. Consideramos que la confianza y seguridad son elementos que deben ser tenidos en cuenta con mucha responsabilidad. Tenemos un equipo de más de 250 personas que están disponibles para nuestros clientes 24 horas 7 días a la semana, vía correo electrónico o teléfono. Recomendamos a nuestros usuarios siempre consultar nuestras políticas y estándares para que las transacciones que se realicen dentro de la plataforma se desarrollen de forma tranquila y de acuerdo a las expectativas de ambas partes", informó un vocero de la plataforma virtual a este portal.

En este marco, advirtieron a sus usuarios sobre estas prácticas fraudulentas y dieron los pasos a seguir:

  • Si un anfitrión de Airbnb te pide que hagas un pago fuera de la plataforma, denúncialo marcando el mensaje como sospechoso. Solo tienes que hacer clic en el icono de la bandera que encontrarás en tu hilo de mensajes.

  • Si recibes un correo personal de alguien que te pide que le pagues o que recibas un pago fuera de nuestro sistema (incluso si escribe desde automated@airbnb.com o cualquier otra dirección como nombredeusuario@airbnb.com), infórmanos de ello inmediatamente.

  • No deberías recibir ninguna factura, ni en PDF ni en papel, de anfitriones o miembros de Airbnb en la que te reclamen cualquier tipo de pago. Además, si te encuentras con alguna de las siguientes palabras, debes marcar la información como sospechosa o evitarla: Western Union, MoneyGram, cheque bancario, transferencia y Liberty Reserve.

Lo cierto es que Martín no fue el único afectado. A través de un foro, otra víctima contó su experiencia y que el mismo propietario había querido engañarla. La estafa se estaba instalando a nivel local.

chats-estafa-propiedades.jpg
La denuncia de otra víctima de los estafadores.
La denuncia de otra víctima de los estafadores.

Los dos casos conocidos (por lo menos a través de este fraudulento alquiler en Palermo) son dos jóvenes con ganas de crecer e independizarse. Dos casos de personas que tienen intenciones comenzar un nuevo proyecto y sus ilusiones fueron manoseadas y violadas por una organización encargada de estafar.