El pequeño Jeremy Mardis murió de múltiples heridas en la cabeza y el pecho en el coche de su padre, que estaba siendo perseguido por la Policía en la ciudad de Marksivelle. Los agentes implicados fueron detenidos y enfrentaran cargos.

La Policía estadounidense publicó el video de la muerte de un niño autista de seis años, acribillado por agentes en el estado de Luisiana el año pasado.

Jeremy Mardis murió de múltiples heridas en la cabeza y el pecho en el coche de su padre, que estaba siendo perseguido por la Policía en la ciudad de Marksville el pasado noviembre. El padre, Chris Few, resultó gravemente herido.

Los dos agentes implicados, Derrick Stafford y Norris Greenhouse, fueron detenidos y se enfrentan a cargos de asesinato e intento de asesinato en segundo grado.

Embed

Los fiscales de Luisiana mostraron el video al tribunal este miércoles para evidenciar que Stafford tenía tendencia a usar fuerza excesiva durante las detenciones.


La defensa aseguró que los policías habían actuado en defensa propia porque el auto de Few habría supuesto una amenaza para sus vidas.

El video, grabado por la cámara de uno de los agentes presentes en la detención, comienza con imágenes del tiroteo. Cuando ya no se oyen disparos ni sirenas un policía le ordena a Few que muestre las manos, pero este está desplomado sobre la puerta del conductor cuando se le acercan los agentes.

"¡No había visto que había un niño en el coche!", lamenta Stafford.

Los investigadores hallaron 14 cartuchos descargados de la pistola de Stafford y cuatro de la de Greenhouse.

Mirá el video.

policía mata a niño autista