El incidente ocurrió en un instituto oftalmológico Guelmgloz, en Moscú, luego de que a los internados se les inyectara un remedio para tratar el desprendimiento de retina. Los afectados responden a la luz, pero no ven nada.
Nueve pacientes perdieron la vista en Moscú, luego de que se les inyectará un fármaco para tratar el desprendimiento de retina en el reconocido Instituto Oftalmológico Guelmgloz.

La ministra de Sanidad de Rusia, Veronika Skvortsova, pidió que se esclarezcan las circunstancias de los hechos mientras que la Justicia investiga si se trató de mala praxis por parte de la clínica.

Embed
Ocurrió en el Instituto de Investigación de Enfermedades Oftalmológicas Guelmgloz donde nueve personas perdieron la vista por haber sido inyectadas con un medicamento para tratar un desprendimiento de retina.
"Los investigadores interrogarán a todo el personal de la clínica, incluidos los responsables de comprar y conservar los fármacos", explicó en un comunicado el Comité de Instrucción ruso.

Los médicos aseguran que los ojos de los pacientes afectados responden a la luz, pero no pueden ver nada.

Una de las versiones sobre por qué los pacientes quedaron indica que el fármaco utilizado estaría contaminado con un virus. En ese contexto, las autoridades rusas informaron que tan sólo en los primeros seis meses, recibieron más de 2.500 denuncias por mala praxis y falta de atención médica.