Se trata de dos amigos de Jesús Dátolo, que milita en el Atlético Minerio del país vecino. Mediante un comunicado, el futbolista admitió que el dinero es de su propiedad, producto de sus sueldos.
El futbolista Jesús Dátolo, que actúa en Atlético Mineiro, admitió que es de su propiedad el dinero confiscado a dos de sus amigos que intentaban llevarlo a la Argentina desde el aeropuerto internacional de Río de Janeiro y que están acusados de evasión de divisas por las autoridades brasileñas.

Dátolo distribuyó un comunicado en el que asume que es el dueño del dinero (según la prensa local, unos 47.000 dólares) con el cual fueron detenidos sus amigos en el aeropuerto internacional Tom Jobim de Río de Janeiro.

Embed
"Hubo un malentendido con dos amigos de la infancia que me prestan diversos tipos de apoyo. Quiero informar públicamente que el origen del dinero es lícito, proveniente de mi salario y que las debidas aclaraciones serán realizadas ante las autoridades competentes", dijo Dátolo.

Según la ley brasileña, llevar al exterior el equivalente a 10.000 reales (unos 3.300 dólares) sin declaración oficial a la autoridad fiscal es motivo de una investigación por evasión de divisas. La investigación sobre dos amigos de Dátolo se inició hace dos meses por la policía federal de Minas Gerais, ya que se detectaron 21 viajes de sus dos amigos con destino a la Argentina.

Embed
Consultado por Télam, el consulado de Río de Janeiro informó que está dando asistencia a los argentinos involucrados, sin ofrecer más detalles. Atlético Mineiro informó que puso a disposición de Dátolo el Departamento Jurídico del club, donde también juega el argentino Lucas Pratto.