Rodrigo Duterte, conocido por sus explosivas declaraciones, aseguró que estaría "feliz de masacrar" a los adictos de la manera en que Adolf Hitler asesinó a seis millones de judíos.
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, declaró este viernes que estaría "feliz de masacrar" a tres millones de adictos a las drogas y narcotraficantes de su país y comparó su campaña con la de Adolf Hitler, que terminó con la vida de seis millones de judíos.

"Hitler masacró a tres [sic] millones de judíos. Pues hay tres millones de drogadictos [en Filipinas]. Estaría feliz de masacrarlos. Pero mis víctimas, me gustaría que fueran [sic] todas criminales para acabar con el problema de mi país y salvar a la próxima generación de la perdición", expresó Duterte.

El funcionario de 71 años asumió la presidencia de Filipinas en mayo de este año con la promesa de terminar con el narcotráfico en seis meses pero su posición extremista sólo incentivó a la población a ejercer justicia por mano propia.

Las declaraciones de Duterte acerca de emular a Hitler, cuyo régimen aniquiló a 11 millones de personas de las cuales 6 millones eran judíos, provocaron el rechazo del presidente del Congreso Judío Mundial, de viaje en Isreal por el funeral del ex primer Ministro Shimon Peres.

"Estas declaraciones son repulsivas y el presidente Duterte tiene que retractarse y pedir disculpas", expresó Ronald Lauder, en un comunicado.