El uruguayo, uno de los responsables del asalto al banco Río de Acassuso en 2006, habló en el programa "El Diario", de C5N, sobre la ejecución del robo. "Yo fui con la letra aprendida a montar esa escena" dijo. Además aseguró que al hijo de "El Gordo Julián" no lo conoce muy bien. "Lo vi una vez en mi vida".

Luis Mario Vitette Sellanes, uno de los criminales del "Robo del Siglo", estuvo sólo cuatros años preso y ahora asegura que su vida es otra. "Yo tengo una joyería, tengo una esposa y dos hijos", manifestó Vitette Sellanes en el programa "El Diario", de C5N.

Sobre el robo el asalto en el 2006, el uruguayo manifestó que él no fue el autor, pero que sí se preparó durante un año con estudios de actuación y se aprendió un libreto para poder negociar. Su rol iba a ser el de negociar con la Policía. "Yo no fui el ideólogo, yo fui el ejecutor...me fui con la letra aprendida a montar una escena, sabía lo que tenía que decir", expresó.

Embed

Aunque fue un hombre que estuvo en la cárcel por el "Robo del Siglo" y otros actos que realizó en su país, Vitette, aseguró que no sabe por qué quiso ser un delincuente. "Yo fui criado con buenas costumbres, vengo de una familia con buena posición económica y fui criado para casarme, trabajar y jubilarme, pero no sé por qué equivocadamente transité tantos años de mi existencia en esa basura...Encontré el camino en el delito", dijo el uruguayo.

Luego de pasar por la cárcel y recuperar su libertad, el polémico Vitette Sellanes, goza de gran popularidad de la cual disfruta. "Yo no conozco a ningún ladrón que tenga cuentas de Facebook y que tenga más de 16 mil seguidores en Twitter, dijo orgulloso. Y agregó: "Hay gente que me ve y se saca fotos conmigo, allá en Argentina había boliches que me pagaban presencia".

Luis Vittete

Sobre Juan Manuel Zallo Echeverría, el hijo José Zallo Echeverría, alias "El Gordo Julián" que fue detenido este viernes, el uruguayo aseguró que no lo conoce muy bien. "Yo lo vi una vez en mi vida", aseguró.

Zallo Echeverría fue detenido en la localidad bonaerense de Temperley. Tenía en su poder mapas de un banco. Además, está acusado de integrar una banda de narcotraficantes.

En la casa allanada se encontró un plano dibujado de una sucursal bancaria de Mar del Plata, un mapa de la cuadrícula policial de esa zona y teléfonos de los móviles a cargo de la seguridad de ese lugar y de otros no identificables.