Miguel Lifschitz negó por Radio 10 que haya "gravedad" en el escenario socio político del país, aunque señaló su preocupación por la retracción en el consumo. Se mostró entusiasmado con el sector agropecuario.
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, advirtió que "la retracción del consumo impacta en el pequeño y mediano comercio".

En declaraciones a Radio 10, el mandatario provincial sostuvo que "por ahora la situación no es de gravedad", pero afirmó que "hay una luz amarilla", aunque todavía se mantienen las "expectativas", sobre todo "del sector agropecuario".

Seguí leyendo en ámbito.com