Luego del triunfo argentino ante Rusia en la final, Fernando Wilhelm recibió el Balón de Oro al mejor futbolista del certamen. A su vez, Nicolás Sarmiento fue galardonado como el mejor arquero.
La Argentina jugó un partido inteligente, supo golpear en los momentos justos para vencer a Rusia por 5 a 4 y así se quedó con el Mundial de futsal por primera vez en la historia. De esta manera, los dirigidos por Darío Giustozzi cortaron una hegemonía de Brasil y España, únicos ganadores del certamen de la categoría.

Para coronar una jornada histórica, Fernando Wilhelm, capitán del equipo, fue elegido como el mejor jugador del torneo y recibió el Balón de Oro. Además, Nicolás Sarmiento, figura en el choque ante los rusos, fue galardonado como el mejor arquero del Mundial de Colombia.