El primer día de la verificación técnica o VTV en la Ciudad hubo turnos para mil autos -de los 800 mil que deberán someterse a controles- y el 19% no pasó la prueba por desperfectos en las luces o en los frenos o porque emitían gases en exceso. El trámite duró un promedio de entre 20 y 25 minutos.

Durante el primer día de la VTV, pasaron alrededor de 1.000 vehículos por las siete plantas habilitadas, el 71% de los cuales fueron considerados aptos. El 10 % presentó desperfectos leves y recibió un resultado condicional. Ahora, sus dueños tendrán 60 días para resolver los problemas y pasar por una nueva verificación sin cargo, aunque podrán seguir circulando. El 19% de los vehículos fue rechazado y, aunque también hay 60 días para repararlos y volver a verificarlos, mientras no podrán circular.

"Se rechazan autos sólo cuando hay un riesgo para la seguridad vial. La VTV también sirve para observar defectos leves, que pueden agravarse y convertirse en un peligro, y esos vehículos reciben un resultado condicional", explicó al diario Clarín el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez.

Embed
Y anticipó que los dueños de vehículos con patente terminada en 0 que no se presenten en octubre, recibirán una notificación de que tienen la VTV pendiente. Según explicó, el objetivo de la verificación es que es el parque automotor cumpla las condiciones mínimas para circular. "La idea es que la gente vea a la VTV como un servicio -afirmó-. Y que cuando el auto ya no está en garantía tenga esta instancia para ver en qué estado se encuentra, detectar anticipadamente los problemas y resolverlos antes de que se agraven".