Aunque cueste creerlo, un fanático del Manchester United pidió una pizza y se encontró con su peor pesadilla: el rostro de Josep Guardiola, entrenador del City, máximo rival de su equipo.
El "damnificado" es James Haggerty, de 43 años, que dijo encontrar el rostro del catalán entre el queso y la salsa de su pizza. Ahora, por lo sucedido, Haggerty dice que no puede volver a pedir una pizza. "Cada vez que pienso en una veo lo que veo es su cara", aseguró en declaraciones a Sunday Sport.

Pero esto no quedó ahí, ya que el hombre planea además demandar a la pizzería para que le devuelvan el costo de la pizza y, además, unos 5 mil libras por los daños ocasionados. "No dormí desde entonces. Cada vez que cierro los ojos lo veo burlándose de mi", agregó.

Embed