Por la 7º fecha de la Liga española, el Barcelona de Luis Enrique recibió un cachetazo en Balaídos y cayó por 4 a 3 ante el Celta de Vigo, equipo dirigido por el argentino Eduardo Berizzo.
Sin Lionel Messi, que sigue recuperándose de su lesión, el conjunto culé tuvo un primer tiempo para el olvido y se fue al descanso con tres goles de desventaja gracias a las anotaciones de Sisto, Aspas y Mathieu en contra. Ya en el segundo tiempo llegó el descuento de Gerard Piqué y luego el de Neymar, de penal.

Pero más tarde llegaría el error del arquero Ter Stegen para permitirle a Pablo Hernández anotar el cuarto tanto, que sería definitivo pese a un nuevo descuento de Piqué cerca del final.

De esta forma, Barcelona suma su segundo traspié en lo que va de la Liga y se mantiene con 13 puntos, a dos del líder Atlético de Madrid.